Loading...

Los Emprendedores tienen claro que quieren montar empresa, explotar empresarialmente su idea y lograr que sobreviva más allá de los mercadillos

El Laboratorio sale, en otoño e invierno, a visitar pueblos del interior para aprender de las ferias de fin de semana y donde se dan cita emprendedores de todo tipo, aunque con una característica común de “asociados al territorio”. En dichas ferias coexisten dos tipos de oferta que me interesa diferenciar.

Por un lado estan los Emprendedores, personas que han transformado su idea en una empresa (o están en el camino de hacerlo) y con voluntad de continuidad. Por otro lado están las personas que, con toda la buena voluntad y gran esfuerzo, intentan “hacer algo” con lo que ayudar a la economía familiar, tratar de conseguir unos recursos extra o simplemente hacer realidad su afición.

Ambos perfiles son diferentes. Los Emprendedores tienen claro que quieren montar empresa, explotar empresarialmente su idea y lograr que sobreviva más allá de los mercadillos. Las otras personas, no sé cómo denominarlas y me decanto por Emprendedores aficionados, intentan “hacer algo”. La verdad es que es admirable el esfuerzo de los Emprendedores aficionados, muchos de ellos mujeres, aún a sabiendas de que tienen poco recorrido si no logran dar el salto a Emprendedores. El Laboratorio va guardando fichas/fotos de tantas y tantas ideas porque, sin lugar a dudas, llegará el momento en que el Emprendedor aficionado querrá dar el salto a Emprendedor y necesitará ayuda.

Deja un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano o no y para evitar envíos automatizados de spam.
12 + 4 =
Introduce el resultado