Loading...

Es compatible la productividad (normalmente asociada a la disciplina) con el trabajo creativo y la innovación?

Existe la creencia de que la Creatividad y la Innovación son incompatibles con la disciplina y la estructura. ¿Es un mito? ¿Qué hay de cierto en ello? Circulan los ejemplos de que los proyectos creativos y de innovación suceden al margen de los proyectos oficiales o desarrollados por toda la organización en su conjunto, como si fueran temas adicionales necesariamente alejados de las rutinas cotidianas. ¿Es compatible la productividad (normalmente asociada a la disciplina) con el trabajo creativo y la innovación? No hay nada en la naturaleza humana que impida compaginar estos temas, máxime si los contemplamos como procesos concretos. La Innovación y la Creatividad pueden ser contempladas como Procesos y, en ese caso, proceder a gestionarlos siguiendo una determinada metodología. Será pues función de la gestión de dichos procesos el hacerlos compatibles. Veamos las diferentes alternativas que se pueden presentar entre ambas partes.  Disciplina

2.- Posible estallido   4.- Objetivo
1.- No se sabe lo que se busca 3.- Autolimitaciones

                           Creatividad ---->   En un esquema como el señalado vemos: -       Poca Disciplina y poca Creatividad: No se avanza, solamente se alcanzan objetivos ya alcanzados con anterioridad, no se definen las prioridades en los desarrollos, las prioridades las marcan quienes no deberían. -       Poca Disciplina y mucha Creatividad: Un sin fin de ideas, surgen por doquier, no existe criterio de priorización ni de consenso, no hay suficientes recursos para desarrollarlas pero se hace caso omiso, no se han definido bien los objetivos, muchas ideas se perderán como consecuencia de la mala organización. -       Mucha Disciplina y poca Creatividad: Son tantas las reglas que auto limita la aparición de nuevas ideas, existe la autocensura, el control de costes domina el proceso, no aparecen innovaciones verdaderas por miedo al riesgo. -       Mucha Disciplina y mucha Creatividad: Aparecen ideas continuamente, se gestionan, sistematizan, ponderan y eligen, Se conocen los riesgos y se asumen, se tiene claro el objetivo, liderazgo claro. Puede existir una zona intermedia en la que se disponga de una cierta Creatividad y una cierta Disciplina. Es la situación en la que se reconoce que “tal vez podemos pero no está claro que debamos”. Poca garantía de éxito. Las organizaciones reales se encuentran en alguna de estas situaciones. Las que ni siquiera se lo plantean, no cuentan. ¿Cómo resolverlo?: -       Objetivo: Hacer compatible la Creatividad con la Disciplina:

  • Liderazgo claro y entusiasta.
  • Considerar la Creatividad como un Proceso a gestionar.
  • Considerar la Innovación como un Proceso a gestionar.

-       Método:

  • Empezar con la configuración del Proceso:
    • Objetivo.
    • Entradas y salidas.
    • Responsable.
    • Actividades.
    • Indicadores.
  • Empezar.
  • Identificar rápidamente si se transita por los cuadrantes 1,2,3 y tomar decisiones para corregir.
  • Evaluar sistemáticamente.

¿Es incompatible la Creatividad o la Innovación con la Disciplina?

Deja un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano o no y para evitar envíos automatizados de spam.
16 + 1 =
Introduce el resultado