Loading...

Talento y Conocimiento como elementos diferenciadores de las organizaciones.

Definimos el Talento como aptitud (capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación) dadas como primeras acepciones por la R.A.E. para este término en lengua española. A partir de la anterior definición parece obvio que el Talento es elemento imprescindible en las organizaciones. Pero también rápidamente surge la pregunta: ¿Cómo conseguirlo y mantenerlo? ¿Cómo gestionarlo? Veamos unos pasos:

-       Primero: Preguntarse claramente para qué se necesita el talento, qué significa para nuestra organización.

-       Segundo: Definir el tipo de talento requerido. Lo que se pretende conseguir con el talento.

-       Tercero: Evaluar la situación interna en cuanto a dicho talento, inventariarlo. Ver las necesidades de talento, dónde se encuentran y las posibilidades de conseguirlo.

-       Cuarta: Definir la forma interna de desarrollarlo y de conseguir que claramente sea una ventaja competitiva.

-       Quinta: Definir la forma de retribuirlo, fidelizarlo y aumentarlo constantemente.

En la actualidad, cuando los servicios están alcanzando y sobrepasando a los productos y cuando hasta los productos llevan asociados servicios, es determinante incluir el Talento entre los activos intangibles de la organización. Ya no estamos en los tiempos en los que los activos tangibles eran el 80-90%, en muchos casos ahora son los intangibles los que llegan a ese porcentaje. No se trata de incorporar lo que hacen otros, de introducir el Talento mediante la copia de buenas prácticas externas. Hay que gestionarlo internamente. Pero, dado que es determinante para la diferenciación el conseguir disponer de Talento, ¿Qué impide su desarrollo? Son varias las razones: -       Falta de clarificación Estratégica de su importancia. -       Organizaciones cerradas en su propio y existente Talento. -       No dedicarle la importancia, tiempo y recursos económicos que requiere. -       Falta de sintonía entre la organización en sus distintos estamentos: Dirección, Mandos, Resto. Si la Gestión del Conocimiento es básica para entender la Información derivada de los datos, la Gestión del Talento es la que hace posible aquella y todo el saber hacer de la Organización. Talento y Conocimiento como elementos diferenciadores de las organizaciones. ¿Es el Talento el que diferencia a las organizaciones? ¿Pueden las pymes gestionar su talento?

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.