Loading...

Este simple mecanismo nos determinará dónde estamos y qué debemos gestionar

La Gestión del Conocimiento se suele aplicar al conocimiento externo de la organización o al interno que posee la propia organización, pero en pocas ocasiones lo utilizamos para gestionar el propio conocimiento, el personal, el de nuestra persona individual. Y puede ser una herramienta de gran utilidad. Esta Gestión tendrá en cuenta tres apartados diferenciados:

  • ¿Qué Habilidades tenemos-Actitudes?
  • ¿Qué Conocimientos tenemos-Aptitudes?
  • ¿De qué Relaciones disponemos-Red?

El primer paso será el realizar el inventario de estos apartados en nuestra propia persona. No es fácil, pero siempre nos queda el recurso a especialistas, a contrastar con compañeros, a testar la opinión de otros sobre nosotros. Sería lo más aproximado a realizar nuestro CV de “conocimiento”. Dentro de este inventario separaremos dos bloques:

  •  Cómo me ven.
  •  Cómo creo que soy.

Una vez realizado este paso, es importante focalizar el objeto del mismo, es decir ¿para qué lo estoy haciendo? Supongamos que me estoy planteando un nuevo trabajo o reconducir mi trayectoria profesional, etc. En este momento nos será de utilidad el confeccionar una tabla como la siguiente (Tantas como temas sobre los que quiera analizarme):

TEMA 1, 2, ...

LO QUE CONOZCO*

LO QUE CREO CONOCER*

LO QUE REALMENTE ES

   

LO QUE PARECE SER

 

   

*Pondremos “conozco” y en otras tablas “habilidad” y en otras “relaciones”. De esta forma tendremos, por ejemplo 4 temas sobre los que quiero hacer mi gestión del conocimiento personal: área de materiales polímeros, métodos de análisis, confección de memorias, organización de archivos. Ello nos lleva a:

  • 4 tablas como la descrita (una para cada uno de estos 4 temas).
  • 4 tablas adicionales cambiando “conocimiento” por “habilidad”.
  • 4 tablas adicionales cambiando por “relaciones”.

Este simple mecanismo nos determinará dónde estamos y qué debemos gestionar, incluso nos permitirá detectar áreas en las que no disponemos de información y que tendremos que conseguirla. La forma de archivarlo para su gestión, cada cual la realizará como considere. Yo utilizo tablas Excel. ¿Crees que realmente gestionamos nuestro propio conocimiento?  

Deja un comentario