Loading...

Sobre el emprendimiento e intraemprendimiento nadie dijo, ni dice, que sea fácil. En el segundo caso porque, a las mismas que en el primero, tenemos que añadir la cultura de la propia organización.

Pero vayamos por partes y analicemos las que se presentan en ambos casos.

¿Cuáles son las principales dificultades del emprendimiento e intraemprendimiento?

¿Cuáles son los principales errores del emprendimiento e intraemprendimiento?

  • Buscar proyecto para emprender: Efectivamente puede ser uno de los primeros errores ya que suele presentarse al contrario en los casos de éxito.

    • Primero está el proyecto y nos asalta de forma más o menos inesperada, lo captamos, nos atrae y tratamos de ponerlo en marcha.

    • Lo mismo sucede en el intraemprendedor ya que la idea o la mejora le viene encima y la interioriza para proponer un proyecto para ello.

  • Idealizar el éxito: No se trata tanto de idealizar el fracaso, de concienciarse de que el fracaso es consustancial con el emprendimiento, de que hay que saber  fracasar ... Se trata más bien de no idealizar el éxito con las imágenes manidas de triunfadores.

    • Es importante, muy importante, el educar la tolerancia al fracaso en el emprendimiento, aprender mucho del mismo para lanzarse de nuevo.

    • Lo mismo sucede con el intraemprendimiento, si bien aquí tenemos que contemplar que el fracaso también lo ven y juzgan otros, la organización y los propios compañeros. Es una dificultad o freno añadido.

  • Obsesionarse con la libertad asociada al emprendimiento: Es cierta la satisfacción de ser dueño de tus decisiones, fracaso o éxito pero no es menos cierto que la libertad no implica menos trabajo y, en ocasiones, se pierde la libertad de elegir tiempos, conciliar, dejar puertas abiertas a nuevos pensamientos o ideas.

    • La obsesión puede ser un claro error del emprendedor ya que coarta aquella supuesta libertad inicialmente elegida.

    • En el caso del intraemprendimiento se complica más debido a que estamos dentro de un engranaje que la va a limitar. pero no es menos cierto que tendremos la que corresponde a poner en marcha nuestro proyecto.

  • No conocerse a sí mismo lo suficiente: ya hace años que oímos hablar del DAFO personal y de la necesidad de confeccionarlo, de hacer una autoevaluación en profundidad en todos los aspectos.

    • La humildad, sin contraponerla al ímpetu, consistencia y tenacidad es una cualidad imprescindible del emprendedor para hacer este juicio e incluso pedirlo a otros.

    • En el intraemprendimiento este apartado viene favorecido por la situación en equipo, por el acompañamiento de los líderes y por la actividad, necesaria, del departamento de recursos humanos.

  • Nuestra idea no es, necesariamente, ni buena ni la mejor: Y ello muy a nuestro pesar aunque pensemos lo contrario e incluso nos obcequemos:

    • Pueden ser de gran ayuda el entorno de personas de confianza que tiene el emprendedor pero las podemos ahuyentar si nos obcecamos, si no escuchamos.

    • En el intraemprendimiento este apartado puede estar incluso planificado ya que existirá un necesario análisis de la idea entre diferentes actores.

  • Nuestra idea no es, necesariamente, la única: Ese celo con el que la protegemos, la guardamos sin compartir solamente nos puede conducir a no visualizar dificultades, lecciones que otros aprendieron antes, conocer cómo lo hicieron otros nos puede ahorrar tiempo, recursos y disgustos.

    • El emprendedor tiene que ser hábil y abierto para interrelacionarse con otros emprendedores para aprender mutuamente.

    • El intraemprendedor tiene aquí un reto ya que no es difícil el "robo" de ideas o la apropiación. El juego limpio lo marcará la comunicación interna y los mecanismos que la hacen posible de forma estructurada.

  • No soy el que más sabe del tema: Ni mucho menos. Emprender implica muchas facetas además de la idea y será necesario formarse en diferentes disciplinas o rodearse de dicho conocimiento.

    • La formación del emprendedor es constante y debe permanecer activa ya que los cambios constantes hacen modificar el enfoque inicial.

    • El equipo dentro del intraemprendimiento es la mejor solución para resolver lo anterior. La propia organización lo debe facilitar.

 

¿Has analizado las dificultades a la hora de emprender y/o intraemprender?

 

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.