Loading...

El fracaso en el proyecto de innovación es mucho más habitual de lo que aparentemente podría parecer ya que apenas un 20% de los iniciados puede considerarse que llegan al éxito final.

El fracaso en el proyecto de innovación se centrará habitualmente:

  • En las fases iniciales del mismo

  • En las fases finales

  • Ya que en la fase operativa de actividades no hay resultados propiamente especificados que permitan esa evaluación.

Por otro lado y en la fase creativa de aporte de ideas previas a la selección del proyecto no se presentan fracasos ya que se trata simplemente de generar ideas que, una vez seleccionadas, pasan a proyecto y es precisamente en este momento cuando se puede producir el fracaso del proyecto de innovación.

Así mismo y en la fase final, en la explotación comercial o de entrega al cliente  también será un momento clave en el que fácilmente detectaremos el posible fracaso en el proyecto de innovación ya que no habremos conseguido el objetivo fundamental cual es el éxito en la entrega al cliente.

Así pues distinguiremos tres fases concretas para determinar la ubicación del fracaso en proyectos de innovación y ello es fundamental conocerlo para poner en marcha respuestas para minimizarlos, aprender de los mismos y evitar su repetición.

Veamos las 5 respuestas al fracaso en proyecto de innovación en base a dichas tres fases:

  1. Evaluar previamente las ideas.

La fase inicial de aporte, ponderación y selección de ideas es la que puede determinar parte del éxito o fracaso del proyecto de innovación.

Dicha evaluación implica disponer de criterios preestablecidos para la ponderación y selección y entre los que se pueden encontrar: que esté focalizada en la Misión y Visión de nuestra organización, que tengamos o podamos tener conocimientos para desarrollarla, disponer de recursos suficientes, saber el estado del arte al respecto...

Un tema que suele pasar desapercibido es el de pedir consejo a otros, cuando se trate de un proyecto interno de innovación o simplemente de un proyecto de innovación en emprendimiento.

Evaluar las ideas se encuentra en el antes.

  1. Asegurar los recursos suficientes.

Recursos de todo tipo: económicos, personales, de conocimiento, de socios, de información del mercado... de lo contrario aumenta la probabilidad de fracaso en proyecto de innovación.

En todo proyecto la evaluación de los recursos necesarios es una condición necesaria, no fácil pero imprescindible. Incluso se pueden marcar escenarios para las eventuales desviaciones en el consumo de dichos recursos.

Cuantificar y asegurar los recursos se encuentra en el antes pero se evalúa en continuo en el durante

  1. Identificar el fracaso

El fracaso es altamente probable que se produzca pero será necesario el identificar las razones, las causas que han desencadenado dicho fracaso en el proyecto de innovación.

Es el apartado de "lecciones aprendidas" y que tomaremos también en el aspecto negativo (además del positivo de logros alcanzados). Las causas, a su vez, serán consecuencia de unas determinadas acciones asociadas. Un buen despliegue de todo ello permitirá disponer de una base de información que iremos integrando en sucesivos proyectos.

Identificar el fracaso en el proyecto de innovación se encuentra en el después pero requiere de un repaso al antes y al durante, en todas las fases en las que se puedan haber desencadenado errores.

  1. Utilizar el fracaso como fuente de mejora.

La identificación de la causa de fracaso en el proyecto de innovación supone el asumir claramente que dicho factor funcionó mal o simplemente no funcionó. Es por tanto una posibilidad clara de mejora ya que si se reproducen las circunstancias ya tendremos dicho factor controlado o al menos con una alarma sobre el mismo.

Una buena colección de "lecciones aprendidas" en todos y cada uno de los proyectos de innovación, tanto de éxito como especialmente de fracaso, nos será de gran ayuda para la mejora sistemática.

La utilización del fracaso en el proyecto de innovación como una fuente de mejora se sitúa en el después pero retroalimenta el antes y en durante.

  1. Hacer balance continuo de los errores y la persistencia en el foco del proyecto.

No es esta una respuesta fácil ni habitualmente admitida cuando del fracaso en el proyecto de innovación se trata.

Puede darse la circunstancia de que el foco del proyecto sea acertado o al menos estamos convencidos de ello. A pesar de sobrevenir fracaso por alguna de las causas que se hayan identificado puede suceder que estemos dispuestos a intentarlo de nuevo una vez resueltas las causas.

La insistencia no está reñida con la rigurosidad a pesar de haber tenido fracaso previo en el proyecto de innovación. Es imprescindible hacer un buen balance entre nuestra certeza/intuición y los resultados obtenidos en primera instancia.

Este balance se sitúa en el después pero puede alcanzar al antes y durante en una nueva intentona.

Resumen: Así pues y habida cuenta de la elevada probabilidad de que nos encontremos con fracaso en proyecto de innovación se hace necesario:

  • Tener respuestas para el antes, durante y después del mismo.

  • Todas basadas en la capacidad de análisis de los sucedido

  • Con un principio de mente fría.

  • Documentar todo el proyecto adecuadamente.

  • Dar tiempo al análisis del fracaso y de las posibles causas que lo provocaron.

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.